ANTOFALLA, ANTOFALLITA Y TOLAR GRANDE

Mas ve valía haberme unido a la joda (como llaman a la fiesta). A las cinco de la mañana seguían a tope y escucho que comienza la despedida del grupo, tengo por delante 3 horas para dormir, error, las peticiones de los asistentes no les dejan retirarse hasta las 6 de la mañana. A esa hora, el speaker coge el micrófono y despide al grupo, bueno, me quedan 2 horas. Nuevo error, después de despedirlos presenta a un nuevo grupo, no me lo podía creer!!! Por fin, a las siete de la mañana y tras una traca de cohetes que te desvelan ya del todo, dan por terminada la Feria de la Puna. Una buena noche para aclimatarse a la altura.

A las ocho y media Gastón está esperando puntual, desayuno un té con tostadas y dulce de leche y salimos. Justo a la salida del pueblo, un ruido extraño y similar a una alarma sale de mi moto, solo ocurre en las curvas y en los cambios de rasante. A mi cabeza me llegan recuerdos de hace 25 años cuando a un Mini que tenía se le encendía la luz del aceite en idénticas circunstancias, paro y al revisar el nivel, veo que está bajo. Toca rellenar de aceite, menos mal que llevo un litro de reserva, en San Pero de Atacama toca hacer el cambio, llevo mas de 10.000 kilómetros.

P1090063P1090068P1090075P1090079Por una ruta de apenas dos roderas vamos solos, no vemos a nadie. Gastón me guía profesionalmente a distintos puntos desde los cuales se aprecian espectaculares vistas de un paraje único, lleno de salares, volcanes, oasis,… Cualquier descripción que haga sería injusta e incapaz de describir un entorno de belleza singular, ni siquiera las fotografías son capaces de reflejar fielmente la inmensidad de la Puna de Catamarca, uno de los paisajes mas fantásticos que he tenido ocasión de conocer.P1090086P1090090P1090096P1090103P1090122

Recorremos todo tipo de caminos y de muy distintas condiciones, y en todo el día únicamente nos encontramos a un guía local con dos turistas argentinos. A pesar del paisaje, les llama la atención mi GS 1200, y al igual que ha ocurrido a lo largo de todo el viaje, se sacan fotografías con ella.

P1090127P1090130P1090132P1090139P1090146Después de una bajada vertiginosa llegamos al salar de Antofalla, tiene unos 150 kilómetros de largo por diez de ancho, lo cruzamos hasta llegar al pueblo al que da nombre, apenas 80 personas viven en él. Se trata de un pequeño asentamiento con casas de adobe y unos cercados con alfalfa, sobre una colina próxima al pueblo aparece escrito “bienvenidos a Antofalla”. Comemos tranquilamente a la sombra de unos árboles para después reemprender el camino.

P1090152P1090157P1090167Bordeamos el salar y varios kilómetros después, justo en la base de una loma se encuentra un pequeño oasis con la localidad de Antofallita, pronunciado con el característico acento argentino entre elle y ese. En ella viven únicamente dos hermanas, nos detenemos a la sombra de unos sauces y charlamos con una de ellas, van poco a la ciudad y no quiere ni oír hablar de abandonar el lugar.

P1090168P1090175P1090187P1090192P1090197P1090199P1090202Subimos en zigzag una enorme loma justo detrás de oasis que nos lleva a los cuatro mil metros de altura hasta divisar el salar de Arizaro, en medio de él, el cono de Arita, una formación cónica perfecta similar a un gorro chino. Pasamos cerca y paramos para apreciarlo con tranquilidad. Después una recta infinita atravesando el salar, parece que los montes y algunas cumbres nevadas en el horizonte ni se mueven, no se llega nunca. Llegamos cansados a Tolar Grande y vamos a repostar nafta en un pequeño local donde te sirven con cubos de cinco litros, así que solo puedes repostar múltiplos de cinco. Después, una cena donde Delia, sopa, filete y cerveza.

P1090209P1090216P1090233P1090236P1090238P1090241P1090249P1090263P1090273Gastón Baldi, a pesar de su juventud es un guía sensato, profesional y con gran conocimiento de la Puna y sus historias, durante todo el camino me ha ido señalando las cumbres, volcanes y salares de nombres tan inusuales para mi que soy incapaz de recordar. Ha sido un día magnifico, y si alguien se decide a venir por esta tierra, que no dude ni un minuto en contar con Gastón y el hotel Incahuasi.P1090260

Anuncios

4 comentarios en “ANTOFALLA, ANTOFALLITA Y TOLAR GRANDE

  1. Hermosos lugares de mi país recorriste! y con Gastón un chico tan jóven, profesional y súper responsable! siempre atento a lo que necesites, está en todo, sirviendo con el padre unas pizzas deliciosas, se queda hasta cualquier hora si precisas compañía y a la mañana está en pié tempranisimo preparando unos desayunos riquísimos y listo para empezar otro día de aventura.

  2. Gracias Diego por tus palabras. Cuando te vi parado en medio de la huella, pense que te sucedia algo y me emocione cuando me dijiste que estabas parado porque no podias avanzar con tantos páisajes hermosos. Me alegra haberte encontrado y ojala que en otra oportunidad podamos sentarnos a charlar de aventuras y motos. Es hermoso el viaje que estas realizando por nuestro querido pais. Ojala muchos aventureros vengan a conocer esta hermosa parte de la Argentina en la Puna de Catamarca. Un saludo enorme y suerte para el resto de tu aventura.

  3. Pingback: May all the Winds be with you – Heading back to the Puna de Atacama | Dominik Birk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s